Como ya sabrás a estas alturas, hoy, 20 de junio, es el Yellow Day, el día más feliz del año. Al parecer, varios estudios demuestran que es precisamente hoy el día en el que hay más horas de luz y una temperatura más agradable en el hemisferio Norte. Esta nueva fecha se ha puesto muy de moda en el norte de Europa,  donde algunos ecommerces están lanzando ofertas especiales en productos concretos para “alegrarte el día”. No se trata, ni mucho menos,  de una fecha alternativa al Black Friday si no a una estrategia de marketing similar a la que algunos comercios usan en el Blue Monday (el día más triste del año).  Se trata, en resumen, de sacar una sonrisa al cliente con alguna oferta especial.

Más allá del ecommerce, el Yellow Day es un día para trabajar por la felicidad. Por ejemplo, en Reino Unido, desde donde escribimos estas líneas, es típico que en el día de hoy padres y madres acudan a las escuelas con los peques para pasar el día en familia haciendo actividades y viendo las actuaciones que los pequeños han preparado para ellos. También es bastante común que las empresas organicen afterworks para unir al equipo: bien con actividades tipo paintball o bien compartiendo algún rato juntos tras la oficina.

En laLondonderry nos tomamos muy en serio la felicidad propia y del equipo que nos rodea, por eso trabajamos siempre para crear un ambiente de trabajo cordial que nos ayude a sacar toda la creatividad que tenemos dentro. En nuestra experiencia, solo necesitas 5 trucos para tener trabajadores felices:

 

  1.  Escucha sus ideas. ¿Cuántas veces has dicho “se lo advertí” refiriéndote a un jefe que ignoró tus sugerencias? Seguro que unas cuantas. Si ahora estás en un puesto intermedio o alto, has de prestar atención a las ideas de tu equipo. No hay nada peor para tu negocio que un trabajador que se siente ignorado.  Si no crees que sea una buena sugerencia, invierte tiempo en explicarle qué es lo que te hace dudar, pero agradece la molestia que se ha tomado en hacértelo saber y ruega que siga compartiendo sus ideas contigo. Un trabajador que se siente respetado es un trabajador más feliz.
  2. Agradece el buen trabajo. No es suficiente con que todos tus emails terminen con un “muchas gracias y un saludo”. Todos somos capaces de identificar a ese trabajador que está “partiéndose los cuernos” con una parte del proyecto o aquel que está luchando con todas sus fuerzas para lograr una venta. Independientemente del resultado, hazles notar que su trabajo está siendo observado y convenientemente agradecido. Si se sienten valorados trabajarán con más empeño.
  3. Diles qué esperas de ellos en cada proyecto. Todos esperamos el máximo de nuestros trabajadores todos los días a todas horas, pero en el mundo real es mucho más sencillo si les explicamos bien qué necesitamos de ellos. No vale con decir: quiero un logo, quiero una web, quiero una venta,etc. Has de explicar todo lo posible sobre lo que esperas de esa persona en concreto. Personalizar objetivos hace los trabajadores se vuelquen en conseguirlos, eso sí, los objetivos han de ser ambiciosos pero realistas. Si damos a nuestro equipo objetivos inalcanzables generaremos frustración.
  4. Dales autonomía. Sabemos  que esto no funciona igual para todos los negocios, pero, en la medida de lo posible, dales autonomía. En laLondonderry somos partidarias de dar una lista de objetivos y una fecha de entrega. A lo largo del proceso les vamos pidiendo updates para saber qué dificultades están encontrando y cómo podemos ayudarles, pero el grueso del trabajo lo realizan de manera autónoma. De esta manera nuestros colaboradores pueden organizar su tiempo como quieran
  5. Sé flexible. Más allá de la flexibilidad horaria, sé flexible con tus trabajadores. Entiende que, a veces, la vida personal se arrastra a la oficina. Todos enfermamos y  todos tenemos seres queridos por los que sufrimos. Sé flexible con las malas épocas que pueda estar atravesando tu trabajador porque pasará y si se da cuenta de que su empresa ha estado apoyándole en los malos momentos, tendrás un trabajador más implicado y fiel.