La restauración es uno de los sectores más omnicanales que existen en este momento. Los comensales suelen buscar información online sobre bares y restaurantes y comparten sus opiniones a través de las diferentes redes sociales. Es muy común, además, reservar mesas a través de la propia web del restaurante o de apps. Sin embargo, muchos son los bares y restaurantes que miran con recelo al mundo digital y que no terminan de entender la importancia de tener una estrategia de marketing on y offline. Si tu comensal es omnicanal, tu negocio también debería serlo.

Tradicionalmente, la restauración es uno de los sectores en los que la tecnología ha entrado más despacio. Durante años, las comandas se han recogido de  la misma manera: con papel y lápiz. Poco a poco, la tecnología fue entrando en el sector gracias a tablets y programas que nos permiten gestionar de manera integral las reservas, las comandas, el servicio y hasta la cantidad de cada plato que podemos vender. De un tiempo a esta parte, el sector ha vivido una nueva transformación gracias a apps de reservas, el envío a domicilio y el boom de los foodies. Los comidistas de todo el país comparten reseñas de bares y restaurantes de todo tipo y presupuesto. Una buena reseña, debidamente amplificada en redes, puede llevarnos más reservas al restaurante que un anuncio en la radio local

Para triunfar en la omnicanalidad, tu bar o restaurante solo va a necesitar de una web y seguir esta lista de consejos de Adgoclick.

  • Gestión de reservas online propias: Si un 60% de los clientes reserva mesa online, es fundamental ofrecer esta alternativa en la propia web del restaurante, para evitar perder entre un 15% y un 20% con las apps de reservas. Utilizar un sistema online de gestión de reservas propio, permite tener un mayor control sobre el espacio, incrementar el rendimiento del negocio y conocer mejor a los clientes para poder darles un trato más personalizado.
  • Google My Business: Del mismo modo, si un 80% de los comensales se informa online antes de reservar mesa, es esencial aparecer en sus búsquedas. Para ello es fundamental tener bien configurado el perfil de Google My Business con datos exactos y actualizados de localización, horarios de apertura y métodos de contacto (permitir las llamadas a partir del propio Google). Además, es importante prestar atención a las reseñas online de este perfil, ya que es una de las primeras cosas que los usuarios de Google chequean.
  • Reseñas online: Una buena reseña online en apps especializadas, Google My Business o en tu propia web, puede servir tanto para acabar de convencer a un cliente dudoso como para escalar puestos entre los restaurantes de tu zona. Del mismo modo, una valoración negativa puede dar al traste con horas y horas de dedicación. Por ello es fundamental tener un control sobre estas apps de reseñas, ser tú quien crea el perfil, revisar comentarios y dar respuesta a los contenidos negativos, siempre y cuando sea posible. Una mala crítica a la que se da una respuesta satisfactoria puede convertir un problema en un cliente fidelizado y un avance a nivel reputacional.
  • Anuncios online: Para llegar a estar presente en la mente del consumidor es importante la presencia en los buscadores y en los medios o blogs especializados. Para ello, al menos al inicio, es necesario destinar cierto presupuesto a anuncios. Pero hasta ahora, el diseño de las campañas requería de ciertos conocimientos especializados por parte del usuario (o bien contratar a un experto). Hasta ahora, porque ya existen herramientas como Adgoclick, que permiten crear las campañas íntegramente de manera automatizada y sin necesidad de conocimientos previos. Desde el diseño de las creatividades y la inserción en espacios publicitarios, hasta la generación de informes.
  • Redes Sociales: Otro de los canales más consultados por los clientes para informarse sobre restaurantes en su ciudad son las redes sociales. Diseñar sencillas estrategias en Facebook e Instagram puede ser suficiente para arrancar y tiene un efecto muy positivo sobre tu reputación online. Puedes empezar por recibir notificaciones con el nombre de tu ciudad para que cuando alguien escriba algo del tipo “Mañana visito Soria, ¿alguna recomendación?” puedas ofrecerle directamente mesa en tu restaurante, por ejemplo.